Pon a trabajar tu pasion | Si No Lo Creo, No Lo Veo
1828
single,single-post,postid-1828,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-7.8,wpb-js-composer js-comp-ver-4.8.1,vc_responsive
 

Si No Lo Creo, No Lo Veo

Post-OJO-Paint

Si No Lo Creo, No Lo Veo

.

Con tu permiso voy a  sustituir el dicho “si no lo veo, no lo creo” y lo voy a remplazar por “si no lo creo, no lo veo”. Nuestra realidad, no es otra cosa que la interpretación que hacemos de la misma.

.

Post OJO Paint si no lo creo no lo veo pon a trabajar tu pasionTal vez lo que te digo puede resultarte extraño, pero fíjate que un mismo acontecimiento tendrá distintas interpretaciones y afectará de manera distinta a personas diferentes. Nunca deja de sorprenderme cuando varias personas que han asistido al mismo curso, han visto la misma película, o han hecho el mismo viaje, te cuentan su experiencia de manera totalmente diferente. Esto es así porque sus puntos de referencia muchas veces son radicalmente diferentes. Entonces, ¿Quién tiene razón? La respuesta es: Todos.

La realidad que observamos y vivimos es algo totalmente subjetiva y dependerá de nuestro sistema de creencias, que habremos ido adquiriendo a lo largo de nuestra vida.

.

Sabiendo esto, resulta evidente que la manera concreta como valoramos nuestras circunstancias y lo que nos pasa, determinará nuestras acciones y consecuentemente nuestros resultados en la vida. Ahí radica la importancia de tener un sistema de creencias potenciador y no limitante.

Una creencia no es otra cosa que una fuerte opinión, sobre algo concreto, muy arraigada en nuestra neurología, y que se encuentra muchas veces a nivel subconsciente.

.

Nuestras creencias se forman desde la primera infancia, en base a lo que vemos, nos dicen y oímos.

Normalmente los detonantes que las forman son exteriores a nosotros, por ejemplo, hay que irse a la cama a las 21h, si andas descalzo te resfriarás, cuidado con los desconocidos, la comida fría no vale nada, tienes que ser el primero de la clase, etc. Estos mensajes, que no cuestionamos de niños, quedan sellados en nuestro subconsciente, y acaban formando parte de nuestras “opiniones y maneras de funcionar en la vida” de manera automática.

Cuando crecemos, a partir de la adolescencia, además de detonantes externos, también nosotros mismos vamos incorporando nuevas creencias, que vendrán determinadas por el concepto que tenemos de nosotros mismos, en base a lo que consideramos nuestros ideales y nuestra propia imagen.

Cuando tenemos una creencia limitante sobre algo, por ej. es imposible alcanzar mi sueño, nuestro cerebro bloqueará o limitará todos aquellos recursos que él tiene, para que podamos alcanzar nuestros sueños, confirmando de esta manera, nuestra creencia limitante. De tal manera, que esto es lo que acabará sucediendo, convirtiéndose en una profecía auto-cumplida. Esto, a su vez, reforzará todavía más esa creencia, creándose una espiral descendente y limitante.

Nuestro cerebro hace uso de todos sus recursos, activándolos o bloqueándolos, de tal manera que justifiquen nuestras creencias.

.

Por lo tanto, si creemos que algo no lo vamos a conseguir, bloqueará automáticamente, todas aquellas áreas y conexiones neuronales, que podrían ayudarnos a conseguirlo y ciertamente, eso es lo que sucederá. En neurología este fenómeno se denomina escotomizar.

En cambio, cuando creemos que algo podemos conseguirlo, automáticamente se activan aquellas conexiones neuronales que generarán los recursos internos que necesitaremos para tener una mayor probabilidad de éxito.

El potencial interior del ser humano es casi infinito…. ¡El tuyo también!

.

La buena noticia es que podemos transformar o sustituir nuestras creencias. Cuanto más antigua sea o mayor impacto emocional experimentamos cuando de generó, más difícil nos resultará transformarla pero no solo es posible, sino necesario si queremos avanzar en nuestro camino hacia nuestros sueños y una vida plena.

Para transformar una creencia, deberemos:

1.- Descubrirla y tener conciencia de su existencia.

2.- Decidir firmemente eliminarla.

3.- Reformularla, replantearla de tal manera que sea útil para alcanzar mis resultados.

4.- Practicarla y aplicarla en el día  a día hasta grabarla en nuestro subconsciente, para que llegue a funcionar de manera automática. Para ello deberemos generar un nuevo hábito.

La principal creencia que recomiendo instales en tu subconsciente es que eres capaz de transformar tu realidad. Esta creencia generará en ti la energía, que dará lugar a una actitud de confianza en ti mismo, que se verá proyectada hacia el mundo. ¡Es algo maravilloso!

Te coloca como responsable de tu vida,  capaz de jugar con las circunstancias externas que te vengan impuestas, te dará opciones y alternativas que de otra manera ni te plantearías. Si consigues tener bien “instalada” esta creencia en tu subconsciente, la transformación de muchas otras creencias limitantes será mucho más sencilla.

Con cariño,

Firma Esther Aranda

Esther Aranda

The mind coach y facilitadora de Misión de Vida
**Creadora del Entrenamiento Intensivo Misión de Vida

www.ponatrabajartupasion.com
Forma parte de nuestra comunidad y únete a nuestro  Facebook.  ¡Te esperamos!

¿Te gustó este articulo y quieres publicarlo en tu blog o sitio web?

Te doy mi autorización para hacerlo. Solo tienes que dejar intacto TODO su contenido y links e incluir la siguiente información sobre la autora al final del artículo, así como el enlace existente a esta página web:   www.ponatrabajartupasion.com

Acerca de la Autora:

Esther Aranda,  The mind coach & facilitadora de Misión de Vida. Fundadora de la plataforma www.ponatrabajartupasion.com.  Su misión: ayudar a las personas a descubrir su misión de vida, y a que realicen el trabajo que aman, viviendo una vida con propósito y sentido para ellas, eliminando la desorientación y frustración vital.  Creadora del curso gratuito “Taller de Autoestima: Las 9 Claves del Éxito Profesional, puedes solicitarlo en www.ponatrabajartupasion.com.  “Cada uno de nosotros podemos vivir una vida plena y con sentido,  haciendo un trabajo que amemos y realizando nuestra misión de vida, lo que nos permitirá así cambiar el mundo desde nuestro lugar”.   Esther Aranda

Compártelo...Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0
2 Comments

Post A Comment

Si continúa navegando, consideramos que acepta el uso de cookies. Puede obtener más información leyendo nuestra Política de cookies

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close