Pon a trabajar tu pasion | Tu Primer Gran Recurso: Tu Corazón
1948
single,single-post,postid-1948,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-7.8,wpb-js-composer js-comp-ver-4.8.1,vc_responsive
 

Tu Primer Gran Recurso: Tu Corazón

16128_wpm_hires

Tu Primer Gran Recurso: Tu Corazón

Nacemos felices e ingenuos, pero vamos perdiendo estos atributos a medida que crecemos y nuestra vida empieza a centrarse en los objetos y en la materia. De alguna manera, empezamos entonces a perder nuestra “libertad”.

No hay nada malo en querer disfrutar de abundancia económica, el problema es cuando en ese afán se pierde el sentido y el propósito de nuestra vida, y abandonamos todas las otras formas de abundancia. La felicidad se halla en el equilibrio de cada una de las áreas de nuestra vida, ¿por qué renunciar a alguna de ellas?

Blog Tu segundo gran recurso tu corazon Pon a trabajar tu pasionNo es fácil saber cuál es nuestro propósito en la vida, nuestro para qué vivimos. Muchas personas tardan toda la vida en descubrirlo, otras nunca lo conseguirán, pero llegar a este conocimiento es vital para nuestro bienestar. Es esa sabiduría interior que nos lleva a valorar lo auténtico, lo sencillo, lo esencial, a conectar con nuestros valores. Es la energía que nos fortalece en momentos de dificultad extrema. Esa energía es la que hace latir con fuerza nuestro corazón.

Permíteme que te cuente la historia de un hombre que nació en 1905 en Viena, sobrevivió a cuatro campos de concentración nazis, sufrió las adversidades más terribles y perdió a sus padres, esposa y familiares. Me refiero al doctor en medicina Viktor Frankl, creador de la logoterapia, o terapia basada en el sentido. Este autor de más de 30 libros, traducidos a 26 idiomas,  fue reconocido con 29 doctorados honoris causa en diferentes universidades de todo el mundo y enseñó en la Universidad de Viena hasta los 85 años.

El ser humano tiene la capacidad de superar cualquier adversidad si…

En su obra plasma la manera en que el ser humano llega a manifestar lo peor y lo mejor de sí mismo. Aunque el origen de su trabajo está asentado en las circunstancias más terribles y dramáticas, sus palabras y mensaje son de auténtico amor por la vida, donde declara que el ser humano tiene la inmensa capacidad de superar cualquier adversidad, siempre y cuando establezca una vida con sentido, tanto para él mismo como para su comunidad.

En los campos de concentración él se dio cuenta que había un pequeño grupo de personas que se dedicaban a consolar y dar esperanza a los otros, compartiendo inclusa su propia y escasa comida. Curiosamente su esperanza de vida, resultaba más larga que los que se sumían en la desesperación y el victimismo.

Estos hombres decidieron qué hacer con su circunstancia, con la experiencia que estaban viviendo. Demostraron que a un ser humano se le puede arrebatar todo, incluso la vida, pero jamás la libertad de elegir con qué actitud nos enfrentamos ante esta.

Según Frankl, el ser humano no está totalmente condicionado por las circunstancias, por muy adversas que estas sean, sino que él decide como afronta lo que le sucede, no se limita a existir, sino que determina su propia existencia.

El dolor físico y emocional existen y forman parte de nuestra vida, hacen que nuestra vida sea completa y nos permiten crecer a través de los aprendizajes que nos brindan.   Según Frankl lo que nos hace superarnos a nosotros mismos más allá de lo que parece imaginable, es el amor y a través de amor.

Tal y como él escribe en El hombre en busca de sentido, “comprendí como el hombre, desposeído de todo en este mundo, todavía puede conocer la felicidad –aunque sea solo momentáneamente- si contempla al ser querido. Cuando el hombre se encuentra en una situación de total desolación, sin poder expresarse por medio de una acción positiva, cuando su único objetivo es limitarse a soportar los sufrimientos correctamente –con dignidad- ese hombre puede, en fin, realizarse en la amorosa contemplación de la imagen del ser querido”.

Lo que alimenta la esperanza y la fe es el amor a los demás o a una tarea que cumplir.

Es ese sentido de lo que hacemos o queremos hacer, lo que da la libertad al ser humano, “hay que ser capaz de trascender los estrechos límites de la existencia centrada en uno mismo, y creer que uno puede hacer una importante contribución a la vida; si no ahora, en el futuro”. Este sentido o propósito es la energía que mueve nuestro corazón. Cuando tienes conciencia de ello, adquieres la fuerza necesaria para afrontar las decisiones que tomes. Hasta los retos más complicados parecen alcanzables.

Cuando descubrí lo que quería hacer con mi vida, cuál era mi propósito, cuando puse un para qué en mi vida, todo cambió. Los cómos empezaron a surgir en mi mente, era como un tren a toda marcha, sentí dentro de mí, que mi determinación era tal,  que nada hubiera podido pararme… y todo porque había encontrado mi para qué.

…y tú, ¿ya has descubierto qué es lo que da sentido a tu vida, tu para qué?

Con cariño,

Firma Esther Aranda

Esther Aranda

The mind coach y facilitadora de Misión de Vida
**Creadora del Entrenamiento Intensivo Misión de Vida

www.ponatrabajartupasion.com
Forma parte de nuestra comunidad y únete a nuestro  Facebook.  ¡Te esperamos!

¿Te gustó este articulo y quieres publicarlo en tu blog o sitio web?

Te doy mi autorización para hacerlo. Solo tienes que dejar intacto TODO su contenido y links e incluir la siguiente información sobre la autora al final del artículo, así como el enlace existente a esta página web:   www.ponatrabajartupasion.com

Acerca de la Autora:

Esther Aranda,  The mind coach & facilitadora de Misión de Vida. Fundadora de la plataforma www.ponatrabajartupasion.com.  Su misión: ayudar a otras personas a descubrir su misión de vida, y a que realicen el trabajo que aman, viviendo una vida con propósito y sentido para ellas, eliminando la desorientación y frustración vital.  Creadora del curso gratuito “Taller de Autoestima: Las 9 Claves del Éxito Profesional, puedes solicitarlo en www.ponatrabajartupasion.com.  “Cada uno de nosotros podemos vivir una vida plena y con sentido,  haciendo un trabajo que amemos y realizando nuestra misión de vida, lo que nos permitirá así cambiar el mundo desde nuestro lugar”.   Esther Aranda

Compártelo...Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0
No Comments

Post A Comment

Si continúa navegando, consideramos que acepta el uso de cookies. Puede obtener más información leyendo nuestra Política de cookies

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close